Saltear al contenido principal
NUESTRO COMPROMISO CONSTANTE

Trabajamos para ofrecerte el mejor servicio, la mejor calidad y siempre con sus sellos correspondientes.

Como ya hemos dicho, una de las inquietudes principales de Bolsas Juncaril, es ofrecer a nuestros clientes la máxima calidad posible, tanto de trato y atención como en nuestras bolsas de plástico y resto de productos.

Esto lo basamos en unos pilares que están formados por la atención al cliente personalizada, un seguimiento cercano del proceso de fabricación y entrega, la utilización de materia prima de calidad, maquinaria moderna y eficiente, así como controles de calidad de los productos finales.Hemos trabajado y trabajamos para poner la imagen y/o la publicidad de numerosas marcas en sus bolsas de plástico. Ofrecemos uno de los servicios de mayor calidad posible de impresión en plástico, siendo capaces de plasmar casi cualquier idea o diseño en este soporte.

CERTIFICACIÓN

Bolsas certificadas de la mejor calidad, bolsas de papel procedentes de bosques sostenibles.

Nuestra empresa se encuentra comprometida con el Medio Ambiente para ello llevamos años apostando por productos degradables, biodegradables y compostables para la producción de nuestras bolsas de plástico

Fruto de este esfuerzo en el año 2005 se nos concedió el Certificado de Calidad y Medio Ambiente.

Polietileno: Se representa con su unidad repetitiva (CH2-CH2)n. Por su alta producción mundial, es el más barato, siendo uno de los plásticos más comunes. Se obtiene de la polimerización del etileno del que deriva su nombre. Este polímero puede ser producido por diferentes reacciones de polimerización.

Cada uno de estos mecanismos de reacción produce un tipo diferente de polietileno.

Reutilizable: Son bolsas diseñadas para su reutilización (hasta 15 usos), conforme a la norma UNE 53942:2009. Su principal característica es que deben cumplir unas medidas y galgas mínimas según sean camiseta, troquel o lazo.

Biodegradable: Está fabricado con materias primas orgánicas que proceden de fuentes renovables, como la fécula de maíz, que al final de su vida útil se descompone en un corto período, en presencia de microorganismos, sirviendo de abono para las plantas. La norma UNE EN ISO 13432:2001 especifica los requisitos y procedimientos para determinar la biodegradabilidad y compostabilidad de este material sin ecotoxicidad del humus.

Es importante tener en cuenta que no todos los plásticos biodegradables son compostables y viceversa, únicamente los que cumplan la normativa UNE EN ISO 13432:2001 cumplen estas especificaciones.

Volver arriba